EL TIEMPO | COMUNIDAD DE MADRID

current
min
max
humidity

RADIO MADRID SIERRA | 107.3 FM

ÚLTIMA EDICIÓN | SIERRA MADRILEÑA

El futuro ¿deseable?

El futuro ¿deseable?

 

Hacer planes a muy largo plazo tiene varios inconvenientes. Uno de ellos es que cuanto más lejos te proyectas en el tiempo, menos probabilidades existen de que el mundo que te imaginas tenga algo que ver con el que finalmente encontrarás porque la incertidumbre va creciendo de forma exponencial.

Mirar a 2050 desde 2021 es como mirar a 2020 desde 1991, y esa experiencia ya la tenemos. A principios de 1991, algunos países que ahora forman parte de la Unión Europea todavía pertenecían a la Unión Soviética; en el corazón de Europa existía un país llamado Yugoslavia donde estaba a punto de iniciarse una cruenta guerra como la que se iniciaba también en el Golfo Pérsico. Teníamos guías telefónicas para llamar a las casas, alquilábamos cintas VHS en el videoclub, teníamos que ir al banco para cada gestión. No existía la web, nadie tenía correo electrónico, Linux no era un sistema operativo, no había móviles, ni cámaras de fotos digitales, ni redes sociales, ni servicios en la nube, ni DVD, ni era frecuente siquiera que hubiera un ordenador en cada casa de una España en la que solo vivíamos 38,8 millones de personas.

La mitad de las diez empresas más importantes del mundo, como Amazon, Google, Facebook o Tesla, no se habían fundado todavía y ni siquiera existía la actividad a la que se dedican ahora. Desde el mundo analógico del radiocasete no se podían ni imaginar los retos de la música en 2020, en un planeta completamente interconectado con cualquier canción disponible en cualquier momento y en cualquier dispositivo, sin tener que comprar ningún disco físico. ¿Cómo íbamos a imaginar Spotify quienes pulsábamos simultáneamente Rec y Play para grabar de la radio nuestra canción favorita?

Pues lo mismo ocurre con el empleo, la economía o la investigación. No sabemos qué invento disruptivo cambiará todo un sector en cinco años, qué increíble avance cambiará nuestra salud, qué idea hará que las ciudades y los pueblos cambien para siempre o qué desafío inesperado nos sumirá en una grave crisis durante décadas. No lo sabemos nosotros y no saben lo que pretenden diseñar un futuro deseable en 2050.

Y éste es otro de los inconvenientes de este tipo de trabajos. Se ha hecho famosa una imagen que forma parte de las 676 páginas del informe España 2050 que ha presentado el Gobierno de Sánchez, una imagen que parte del presente y que de entre todos los posibles futuros, señala uno concreto dentro de 30 años como el futuro deseable. Y yo me pregunto, ¿deseable para quién?

En lugar de un trabajo de prospectiva, más parece un ejercicio de ingeniería social de aquellos historicistas y utópicos que, como decía Karl Popper, creen que pueden descubrir cuáles son los verdaderos fines de la sociedad, como si fuésemos una tribu donde todos sus miembros persiguen los mismos objetivos.

En las sociedades abiertas no existe ese objetivo común para todos, ese futuro deseable de entre todos los posibles, sino una diversidad de individuos con distintas opiniones, ideas y propósitos, con distintos objetivos vitales y métodos para alcanzarlos. El informe de Sánchez dice que en el futuro deberemos comer menos carne, no hacer vuelos cortos, comprar menos ropa, menos electrodomésticos, tener más huertos urbanos, fachadas vegetales, o alquilar casas en lugar de comprarlas. Y a mí no me parece bien. No me da la gana. No quiero comer menos carne, quiero que cualquiera pueda comprarse la ropa que decida y pueda permitirse, y no quiero que el Estado se meta a organizar la logística del reparto de Amazon porque Amazon ha demostrado ser tremendamente eficaz y el Estado no.

No quiero, en definitiva, que me señalen un futuro deseable porque mi futuro quiero construirlo yo, con mi familia, con mis objetivos, con mis ideas y con mi esfuerzo. Porque nadie puede ni va a obligarme a ser feliz a su manera.

Visto 276 veces
Carlos Díaz-Pache

  Director General de Cooperación con el Estado y la Unión Europea de la Comunidad de Madrid

 

GOBIERNO REGIONAL

Isabel Díaz Ayuso

Isabel Díaz Ayuso

Presidenta de la Comunidad de Madrid
Enrique Ossorio Crespo

Enrique Ossorio Crespo

Consejero de Educación, Universidades, Ciencia y Portavoz del Gobierno
Marta Rivera de la Cruz

Marta Rivera de la Cruz

Consejera de Cultura, Turismo y Deporte
David Pérez García

David Pérez García

Consejero de Transportes e Infraestructuras
Enrique Ruiz Escudero

Enrique Ruiz Escudero

Consejero de Sanidad
Carlos Izquierdo Torres

Carlos Izquierdo Torres

Consejero de Administración Local y Digitalización
Maria Concepción Dancausa Treviño

Maria Concepción Dancausa Treviño

Consejera de Familia, Juventud y Política Social
Paloma Martín Martín

Paloma Martín Martín

Consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura
Javier Fernández- Lasquetty y Blanc

Javier Fernández- Lasquetty y Blanc

Consejero de Economía, Hacienda y Empleo
Enrique López López

Enrique López López

Consejero de Presidencia, Justicia e Interior
Go to top
JSN Time 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework