ELCA

EL TIEMPO | COMUNIDAD DE MADRID

current
min
max
humidity

RADIO MADRID SIERRA | 107.3 FM

ÚLTIMA EDICIÓN | SIERRA MADRILEÑA

Paradojas presupuestarias

Paradojas presupuestarias

 

Hubo un tiempo en que la política estuvo basada en la verdad, en el pensamiento reflexivo y hasta en la crítica cabal. De un tiempo a esta parte, la política se ha convertido en el arte de transformar lo imposible en posible, lo efímero en perdurable, y lo contingente en necesario. La mentira se ha convertido en un atributo inmoral carente de penalización social y las incoherencias ideológicas en subproductos de consumo rápido. Como muestra, los Presupuestos Generales del Estado que se están tramitando. Por momentos, todo recuerda “La corte de los milagros” de Valle-Inclán entre intrigas, cabildeos y camarillas, aunque al final todo ha quedado en unas Cortes Generales de los milagros, si se observa la transfiguración grotesca de algunas formaciones políticas en aras de que los Presupuestos sean aprobados. Seis ejemplos de paradojas ilustran esta afirmación:

1. Estos Presupuestos Generales del Estado serán aprobados con el apoyo directo o indirecto de fuerzas políticas destituyentes, que dan por amortizado el sistema constitucional de 1978. Y será la tercera vez en los últimos cuatro años. La demolición controlada del espíritu de la Transición, amparada por el pragmatismo diluyente del PSOE, ha tenido su consumación durante el proceso de negociación de las últimas semanas, que tendrá consecuencias políticas a corto plazo en otras iniciativas que impulsará el Gobierno. Del cordón sanitario se ha pasado en una década al cordón presupuestario, planteando un dilema abyecto moralmente: a decir de algunos socialistas, entre otras la propia Ministra de Hacienda, es más importante el “qué” que el “con quién”. El dilema maquiavélico de la “W”, o lo que es lo mismo, “what” o “who”. Si se asimila por parte del PSOE, sin juicio político alguno, que es irrelevante la procedencia del apoyo parlamentario, el daño es irreparable.

2. El PSOE ha hecho desaparecer de su memoria de 140 años, los ejercicios políticos de 2010 y 2011, de modo que en el cómputo total de la historia del socialismo español de Pablo Iglesias Posse hay que descontar siempre dos años. Un cariacontecido Presidente Sánchez accedía al hemiciclo en mayo de 2010 para dar cuenta de un Real Decreto Ley aprobado por el Consejo de Ministros en el que, entre otras medidas, se congelaban las pensiones en 2011 y se reducían los sueldos de los empleados públicos en un cinco por ciento además de suprimir la paga extra. Pero además partidas como las prestaciones por hijo a cargo o el plan de acción para la discapacidad se minoraron un 80%. Hoy en día aún se puede consultar en la web del PSOE la nota de prensa de aquellas horas ahora olvidadas y en las que el Gobierno no tuvo óbice para denominar al paquete de medidas como “Plan de ajustes”. En la indecorosa recreación de aquellos años, han olvidado premeditadamente el alcance y la denominación de las medidas. Pero es más porque la aprobación de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011 supuso un recorte total del 10%, 35.000 millones de euros, pasando de 350.696 M€ en 2010 a 315.992 M€ en 2011. No satisfechos con este ejercicio de contención del gasto público, impulsaron la reforma de la Constitución para blindar al máximo nivel supranormativo el principio de estabilidad presupuestaria. Pues bien, no hay diputado socialista que suba a tribuna que tenga la capacidad de reconocer este episodio, al punto de que mienten estrepitosamente o ignoran su historia reciente.

3. No ha habido ningún contacto previo con el Partido Popular para trabajar conjuntamente en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado. Ninguno. Pero es que previsiblemente las más de 2.000 enmiendas que presentará el Partido Popular serán rechazadas íntegramente por el PSOE. Todas. La negación de los hechos y de las intenciones en el Gobierno de Sánchez comienza a ser una patología preocupante.

4. El cinismo del PSOE llevará a aceptar nuevamente enmiendas de partidos que respaldaban los presupuestos, al tiempo que rechazarán las que presente el Partido Popular con un contenido idéntico. Es un estrambote completo. Es más, es una verdadera humillación impropia de un Partido de Gobierno. Tanta dialéctica de “arrimar el hombro”, “trabajar codo con codo” o “tender la mano” son fruslerías semánticas que no tienen ningún correlato real. Una verdadera tendinitis presupuestaria.

5. La inopinada conversión de los republicanos catalanes al igualitarismo fiscal, con el único objetivo de diluir su responsabilidad política en la catástrofe socioeconómica catalana. De “España nos roba” a “Madrid nos roba” solo ha pasado una década, constituyendo dos ejercicios inaceptables de manipulación social, porque ninguna de esas dos afirmaciones tiene la más mínima consistencia intelectual. El nacionalismo catalán, al igual que el vasco con una partitura en pentagrama político con ritmo diferente, se afianzan identitariamente en la negación y derribo de España como sujeto político soberano. Con una diferencia importante y es que si quien gobierna en España es su socio político, el sujeto del expolio ya no es el mefítico Estado español sino que ahora es Madrid, abriendo así temerariamente, con la connivencia de Sánchez, la guerra entre los territorios.

6. Unidas Podemos sustituirá su reconocida aversión contra la Monarquía por un voto favorable de todos sus diputados a la Sección de la Casa Real. Esta transformación súbita a la Monarquía Parlamentaria no es sino un hito más en la descomposición de la coherencia política de la formación y un acto más de servidumbre para garantizar el mantenimiento del poder comanditario con su socio. Cierto es que es una transfiguración a tiempo parcial, pues escasa cobertura lógica tendrá cualquier aspaviento dialéctico de los ministros de Unidas Podemos una vez que con su voto han consolidado sus gastos de funcionamiento.

Con estos antecedentes, en un modelo basado en el análisis, en la integridad ideológica, y en la crítica necesaria, cualquiera de estos partidos políticos deberían ser penalizados socialmente. La contradicción ha dado paso a la rutina sin solución de continuidad. También en los Presupuestos Generales del Estado.

Visto 343 veces
Mario Garcés

Portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados. Jurista y escritor

 

Go to top
JSN Time 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework