EL TIEMPO | COMUNIDAD DE MADRID

current
min
max
humidity

RADIO MADRID SIERRA | 107.3 FM

ÚLTIMA EDICIÓN | SIERRA MADRILEÑA

Discapacidad en soledad

Discapacidad en soledad

 

Con gran respeto quiero recordar para que no caigan en el olvido madrileño colectivo a Pilar (91) y a Juan (49).

Pilar madre de Juan, tenía graves problemas de salud y cuidaba de su hijo Juan con autismo. O era Juan el que, con gran amor de hijo, cuidaba como podía a su anciana madre. 

Son mis vecinos, pero no les conocía de nada, ni siquiera vivíamos en el mismo barrio aunque sí en la misma ciudad, pero siento responsabilidad y fracaso hacia ellos. Ambos fueron encontrados hace unas semanas muertos en su domicilio de la calle Atocha. Una de las calles más céntricas, famosas y con más historia de la ciudad.

En la información de El País firmada por Patricia Peiró y Clara Ángela Brascia, se cuenta que madre e hijo frecuentaban prácticamente dos lugares tan solo: la iglesia cercana y una tienda de ultramarinos donde compraban la comida, y que debido a una caída de la madre hacía unos meses se vieron obligados a realizar los pedidos por teléfono para que se los llevaran a casa.

El tendero se sorprendía al hablar con las compañeras periodistas porque según indica la información, hacía ya bastante tiempo que no recibían ningún pedido de su domicilio. Esa es la clave:  la mayoría de las veces el silencio nos dice cosas a gritos, pero con su propio lenguaje. En la tienda no sabían nada de ellos desde hacía semanas, en la iglesia también se les echó en falta, pero tampoco se movió ningún hilo y ni familiares o vecinos notaron nada extraño. Pilar y Juan fallecieron solos, juntos, sin signos de violencia y nadie vio, oyó ni se preocupó por ellos hasta que el olor de sus cuerpos delató el abandono y el egoísmo que sufrieron en su alma antes de morir. 

Los que somos padres podemos suponer lo que sufriría Pilar, con los problemas de salud propios de la edad y viviendo de cerca la discapacidad de su hijo. E igualmente pienso en Juan, un alma de Dios que cuidaría como pudiese a su madre. Amor, respeto y comprensión mutua que se profesaban el uno al otro, notando seguramente durante años el frío helador de la indiferencia a su alrededor. Dice la información que se está investigando la existencia de familiares cercanos para evaluar, en tal caso, las responsabilidades correspondientes. Tenemos no solo obligación moral con nuestros familiares mayores o discapacitados, también obligación legal hasta primer grado de consanguinidad.

Los vecinos tampoco vieron ni notaron nada, seguramente más preocupados de la pantalla de su móvil que de otra cosa, y el tendero tampoco se preocupó de que no hicieran pedidos. Esta es la triste realidad de nuestra fracasada y relativista sociedad, más preocupados de los likes de Facebook que en los problemas o necesidades reales de unos vecinos que en silencio, pedían ayuda a gritos. Corrijamos nuestra actitud como personas responsables y serias, no hace falta ir con el coche a recoger refugiados a otros países (que también es una gran idea), es que quizá en la puerta de al lado hay alguien que nos necesita tanto como el agua y podemos auxiliarle. Qué gran lección nos han dado a todos Pilar y Juan, dos personas que con su ejemplo nos han demostrado lo que significa ayudar al otro. Estamos y estaremos en deuda siempre con vosotros y espero que nos perdonéis nuestra lamentable actitud con vosotros desde donde estéis, que seguramente será un balcón con vistas al cielo. 

 

Visto 323 veces

 

Go to top
JSN Time 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework